El santuario de Olón está en riesgo

0
47

Olón (El Universo).- El despeñadero sobre el que está asentado el santuario Blanca Estrella de La Mar, en Olón, en la Ruta del Spondylus, sigue desmoronándose. Religiosos y comuneros lamentan que supuestamente no haya acciones de autoridades locales en el lugar. La estructura está modificada, aseguran.}

La Punta del Barco (forma del santuario) se cayó hace semanas. Y de la vista al mar se perdieron casi 3 metros.

Con donaciones de feligreses y el apoyo de la Fundación Ecuatoriana Santa María del Fiat, en el santuario se han hecho modificaciones para salvar la estructura considerada ícono de Santa Elena por su ubicación. En ella reposa la imagen de la Virgen María, en su advocación de Rosa Mística.

La erosión del suelo se evidencia en el despeñadero y en el área en la que se encuentra una Cruz Blanca (frente a la punta del centro religioso). Además, la vía de acceso alterna Montañita-Olón tiene un socavón desde hace más de seis meses. Ahí aún no se ejecutan reparaciones definitivas.

El templo, ubicado a más de 100 metros de altura sobre el nivel del mar, estuvo en emergencia en el 2010. En ese entonces, la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) prohibió la realización de misas en la parte alta y se ubicaron cintas naranja y amarilla que cerraban el paso. Según técnicos, la lluvias fuertes de ese invierno provocaron severos daños.

El sacerdote Helmut Nagorziansky​, rector de la Unidad Educativa Santa María del Fiat que tiene a cargo la administración de la casa de oración, ha liderado varios trabajos para salvaguardar la estructura.

Estudios y posteriores obras de reforzamiento ya se han ejecutado, pero producto de la erosión se perdieron cerca de tres metros del diseño original del templo. Hay un nuevo piso en mármol, donde se excavó cerca de 1,5 metros para asegurar la estructura. Se hicieron nuevas riostras y se ubicaron columnas, además de un nuevo techado, exponen. La gruta de la imagen de la Virgen permanece en el sitio.

“Hace más de dos años se restauraron las bases de la parte que da frente al mar y se redujo el área para que la gente no pase (…), la punta ha sido la más afectada”, expuso Lorena Sesme, misionera en el santuario.

En el templo se permite ahora el acceso a menos de 100 personas. Si las misas son masivas o hay más de un centenar, la celebración se hace en las gradas o en los exteriores del lugar.

Sesme no descarta que se reubique la imagen de la gruta si la erosión continúa.

Otras acciones

Por su cuenta, padres de familia y religiosas de la Unidad Educativa Santa María del Fiat, que está frente al santuario, se coordinan para dar tránsito al ingreso y salida de estudiantes. Hay sogas ubicadas para evitar que vehículos o personas se acerquen al despeñadero, dado los constantes deslizamientos.

Eugenio Plúa, un padre de familia, asegura que en conjunto han remitido varios oficios al Ministerio de Transporte, a la Prefectura y al Municipio de Santa Elena para que se atienda el socavón, que tendría más de seis meses y que está a menos de 500 metros del santuario. Según él, ninguna entidad pública ha ejecutado trabajos.

“En la mañana hay congestionamiento por el hueco que da casi a la mitad de la vía. Esperamos que no pase un accidente, pero ¿quiénes serían los responsables? Las autoridades, por no atender esta situación”, sostiene Plúa. (I)

Más detalles

Trabajos

En el templo

En la cartelera del santuario Blanca Estrella de La Mar consta el detalle de los montos invertidos en el rescate del templo, que suman cerca de $ 160.000.

Zona turística

Atraídos por el paisaje natural, por la fe y por la historia de Rosa Mística, desde hace años miles de turistas han visitado el santuario en su recorrido a la famosa Ruta del Spondylus. En el templo se han efectuado matrimonios y otras ceremonias religiosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here