Mensaje dominical: ADVIENTO

0
118

El adviento, como bien sabemos, es un tiempo de preparación para celebrar, con gratitud y gozo, el gran acontecimiento del nacimiento del Hijo de Dios. 

Durante los cuatro domingos de adviento, la lecturas bíblicas nos van iluminando y encaminando, de una manera progresiva, hacia la celebración navideña.

En las lecturas, uno de los verbos que se repite con mucha frecuencia es “vigilar” o estar atentos a lo que sucede en nuestra vida y en la de los demás. Si estamos despreocupados o dormidos, corremos el peligro de acomodarnos a determinadas situaciones personales, familiares o sociales y perder la visión del futuro. De este modo, podemos caer fácilmente en la rutina diaria, en el desánimo ante las dificultades  y en el sin sentido de la vida.

Si estamos vigilantes, en cambio, mantendremos en alto la esperanza de un mañana mejor y podremos descubrir la presencia de Dios en nuestra vida, incluso en los momentos más difíciles y dolorosos.

Esta actitud de vigilancia, además, nos permite percibir con mayor claridad las necesidades y las aspiraciones de nuestros hermanos y a comprometernos con ellos.

Que este tiempo de adviento lo vivamos con el corazón vigilante y disfrutemos del paso de Dios y de los hermanos por nuestras vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here